Si tu Padre es Hipertenso, Corre!

By | 17 mayo, 2012

Como otras muchas cosas, la hipertensión puede tener su origen en la herencia familiar. No obstante no siempre existe una relación causa – efecto directa y, en ocasiones, podemos beneficiarnos del efecto de variables mediadoras. En este sentido, los estudios científicos han demostrado que si la hipertensión es un problema común entre nuestros progenitores debemos saber que no estamos predestinados de forma irremediable a tener la tensión elevada. Pero para ello debemos tener en cuenta esas variables mediadoras, en este caso, la práctica de ejercicio físico diario.

padre e hijo

Es importante que el ejercicio físico se inicie ya en la infancia.


Según el criterio seguido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) el ejercicio físico efectivo para nuestra salud y para la prevención específica de enfermedades cardiovasculares y otros trastornos relacionados con el sedentarismo pasa por realizar una actividad física de moderada a intensa: por ejemplo, caminar a ritmo ligero 30 minutos como mínimo cinco días a la semana.

Respecto a la predisposición genética a desarrollar hipertensión, el estudio realizado por investigadores de la Facultad de Salud Pública Arnold de la Universidad de California del Sur en Columbia (EEUU) y publicado en la revista “Hypertension” ha demostrado la relación inversamente proporcional que existe entre el ejercicio y la historia familiar de hipertensión arterial. El experimento consistió en seguir durante una media de 4,7 años a un grupo de 6.278 adultos caucásicos con edades comprendidas entre los 20 y los 80 años, todos ellos sanos al inicio del estudio, sin diagnóstico de tensión arterial elevada, si bien un 33 % de ellos tenían un progenitor hipertenso. Durante el tiempo en el que se desarrolló el experimento, 1.545 participantes desarrollaron hipertensión. Tras analizar los hábitos de vida de este grupo de participantes y del resto (los que no desarrollaron hipertensión) los investigadores comprobaron que, como regla general, el ejercicio intenso se asoció con un riesgo un 42% menor de desarrollar hipertensión, siendo la probabilidad en el ejercicio moderado de un 26% menor. Además, mientras que las personas poco activas y con un progenitor hipertenso tenían un riesgo un 70% mayor de que su tensión arterial subiera, los que practicaban ejercicio de forma intensa sólo sufrían un aumento del riesgo en un 16% a pesar de tener un padre o una madre hipertensos.

Moraleja: aunque la genética es muy importante, no debemos olvidar el poder que nuestros hábitos de vida pueden tener sobre el desarrollo de patologías a las que podemos estar predispuestos por  vía genética. El determinismo se convierte entonces en una elección, no en una imposición.

Fuente: El Mundo, 14 de mayo 2012
Imagen: imagenesmujer.blogspot.com

One thought on “Si tu Padre es Hipertenso, Corre!

  1. JESUS BALZA

    Soy hipertenso con mas de 7 decadas de vida y con antecedentes geneticos tanto maternos como paternos de hipertencion, con control medico y ejercicio se ha mantenido stable la presion arterial ya por varios años.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *