Miedos y Otros Fantasmas

¿Nos atrevemos a reflexionar sobre cómo estamos viviendo nuestra Vida? ¿Somos valientes para parar este ritmo loco de actividades hacia lo externo y mirar hacia adentro para descubrir qué hay?. Muchas veces preferimos dejarnos llevar por la corriente sin poner demasiado de nuestra esencia….y quizá con los años, miremos hacia atrás con nostalgia para hacernos reproches de lo que pudimos hacer y no hicimos. El motivo, entre otros, son nuestros propios miedos, que nos paralizan y limitan nuestra libertad.

miedos y otros fantasmas
Imagen: Los miedos, divide y vencerás (alvarotineo.com)

“Yo soy así”, es la frase más limitadora que los miedos internos ofrecen al exterior. Justificando nuestra forma de ser y nuestras limitaciones incrementamos nuestra rigidez, en menoscabo de nuestra capacidad de fluir con la Vida, de ser flexibles.  El miedo es muy poderoso…tiene la capacidad de anestesiarnos y de convencer a nuestra mente de que lo que estamos viviendo es lo que nos toca y que lo mejor que podemos hacer es quedarnos como estamos. Tenemos miedo de cambiar de casa, de ciudad, de trabajo, de avanzar, de comenzar relaciones de pareja, de terminar relaciones de pareja, de conocer gente y lugares nuevos, en definitiva, de Vivir con plenitud. El miedo al cambio englobaría un conjunto de limitaciones personales que en muchas ocasiones ni siquiera somos capaces de percibir, al ser intrínseco a nuestro autoconcepto y formar parte de nuestra “mochila” desde siempre.

Cuando dejamos que los miedos sean los dueños de nuestro destino, nos dominan casi sin darnos cuenta, impidiéndonos avanzar en la Vida. Pero…¿hay  algo peor a que no cambie nada?. ¿Por qué a veces tenemos más miedo a que pase algo que a que no pase nada?. Tenemos miedo de perder lo que tenemos porque vivimos con la sensación de que ya lo hemos ganado para siempre. Sin embargo, la Vida es una sorpresa constante, se crea y se construye cada segundo de nuestra existencia. Si perdemos lo conocido, debemos confiar en que vendrá algo nuevo que quizá ni habíamos imaginado. Si somos capaces de conectar con nuestro interior podremos llegar a sentir que pese a manifestar un patrón externo, quizá, nuestra intuición nos esté dando pistas para tomar una decisión importante….¿O es que hemos nacido para quedarnos donde estamos?. Llegados a este punto, normalmente tenemos dos opciones: seguir anestesiados por el miedo, paralizados, anclados en la “zona de confort”, limitándonos el descubrimiento de nuevas personas, nuevas situaciones, nuevas emociones y sentimientos o pese al temor que nos pueda provocar, decidir “tirarnos a la piscina”, optar por seguir esa vocecita interior y dar ese paso, hacer ese cambio que, en el fondo, deseamos.

Para seguir a la intuición interior no sólo hay que ser muy valiente, sino que además hay que tener la capacidad de poder escucharla y de confiar en ella. Al miedo se le vence mirándolo a solas, de frente y confiando. Si por el contrario, decidimos vivir la Vida agazapados detrás de un cristal, dejándola pasar, sólo nosotros y nadie más tendrá toda la responsabilidad por haber tomado esa decisión. Todos hemos experimentado cómo los miedos nos atenazan, nos paralizan y nos hacen sentir pequeños…pero podemos intentar vencerlos, siendo conscientes de ellos y reconociéndolos desde la humildad, para así acabar con esos fantasmas internos en lugar de justificarlos constantemente y seguir anclados donde estamos.

¿A qué le tenemos miedo?

Si uno se pone a pensar…quizá se percate de que tampoco es para tanto y de algo mucho más importante: que la ausencia de miedo es lo más próximo a la felicidad. Para salir de la jaula de los miedos y el sufrimiento interior resulta de gran utilidad auto preguntarse ” y ¿por qué no?” cuando nos encontramos ante una situación en la que nuestra tendencia es a quedarnos en la zona de confort, a no experimentar ni arriesgar….es un experimento personal con resultados que sólo pueden explicarse si uno se atreve con ello. Vencer a los miedos nos hace libres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *