La longevidad como meta de vida

By | 10 junio, 2009

Para mantenernos longevos (y vivir muchos años) no basta con tener un peso estable, comer moderadamente y ser activo. Muchas personas tienen esos hábitos y tienen la longevidad como meta ni llegan a vivir tantos años.

En la década de los treinta, el escritor Maurice Ernest examinaba en su libro The Longer Life (“La vida más larga”) las biografías de centenarios pertenecientes a muchas culturas europeas, remontándose hasta tiempos antiguos. Ernest llegaba a la conclusión de que el conocimiento de unos pocos procesos físicos prolongaría la vida hasta los 100 o los 120 años y daba las siguientes indicaciones:

La longevidad como meta de vida- Comer con frugalidad (moderación en la comida).
- Ejercitarse y tomar aire fresco en abundancia.
- Elegir una ocupación acorde con el carácter.
- Desarrollar una personalidad plácida o despreocupada.
- Mantener un alto grado de higiene personal.
- Beber líquidos sanos.
- Abstenerse de estimulantes o sedantes.
- Descansar bastante.
- Mover los intestinos una vez al día.
- Vivir en un clima templado.
- Disfrutar de una razonable vida sexual.
- Buscar la debida atención médica en caso de enfermedad.

De todos estos factores, la frugalidad en la comida es el que ha despertado la imaginación de casi todos los que trataron de alcanzar una vida larga. Desde hace siglos, la literatura de la longevidad ha estado llena de testimonios sobre las virtudes de una estricta abstinencia en la dieta. Incluso, los antiguos griegos y romanos tenían la idea de una dieta frugal como secreto de longevidad.

En la actualidad se han realizado muchos experimentos de longevidad y es conocido que comer pocas calorías puede ayudar a vivir más.

Fuente: Cuerpos sin edad, mentes sin cuerpo, Deepak Chopra, pág. 215.

2 comentarios en “La longevidad como meta de vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *