La Cebolla: Reina del Botiquín

By | 24 diciembre, 2011

Desde hace siglos se han otorgado a la cebolla propiedades bactericidas, diuréticas, antiinflamatorias, utilizándose para desinfectar heridas, curar catarros o tonificar el  organismo. En la actualidad y gracias a la investigación científica, se han confirmado esos usos tradicionales y se han descubierto otras propiedades beneficiosas que este bulbo tiene para nuestra salud.

tipos y colores de cebollas

Cebollas de tantos colores, tantos tipos.


La cebolla es uno de los alimentos más ricos en polifenoles, el antioxidante más conocido. Tal y como afirma Rosa María Lamuela, directora del grupo de investigación sobre antioxidantes naturales de la Universidad de Barcelona “una dieta rica en antioxidantes tiene correlación con menos enfermedades cardiovasculares, con la prevención de algunos tipos de cáncer y de enfermedades neurodegenerativas”. Los polifenoles, además, aumentan las defensas y actúan como antiinflamatorios.

A nivel nutricional, la cebolla es rica en vitaminas A y C (beneficiosas para prevenir enfermedades respiratorias, especialmente durante el invierno), pero también contiene vitaminas B,G y E lo que la convierte en un tónico estimulante del sistema nervioso que puede eliminar tanto estados de fatiga como de excitación. Gracias a su contenido en fósforo, hierro y otros minerales tiene propiedades anti anémicas, ayudando a reponer la pérdida de sangre y los glóbulos rojos. Se le atribuyen además efectos contra la tuberculosis, la diabetes, la descalcificación ósea, el insomnio, la bronquitis y el cáncer. Recientes investigaciones llevadas a cabo en la Universidad de Newcastle (Reino Unido) y Berna (Suiza) han comprobado que su consumo habitual podría prevenir la trombosis coronaria y la osteoporosis.

Desde un punto de vista culinario, los antioxidantes son solubles al agua, de modo que cuando se fríe la cebolla en aceite no resultan afectados. Pero sí debemos tener en cuenta que al hervirla esos antioxidantes pasan al agua, aprovechándose sólo si se consume el caldo. La cocción en horno y microondas reduce algo la concentración de polifenoles pero los hace más fáciles de absorber por nuestro organismo, quedando, en cierto modo, compensado. Hay que tener presente que el contenido en vitamina C y alguna de sus proteínas sí se deterioran al cocinarla.

Truco casero: Si durante este invierno sufrimos un catarro podemos optar por dejar una cebolla cortada encima de la mesita de noche. Nos calmará la tos y facilitará el sueño. Este truco casero además hará que se absorban los olores y los microbios del ambiente.

Fuente: “Estilos de Vida”. La Vanguardia, 12/11/2011
Imagen: taotv.org

One thought on “La Cebolla: Reina del Botiquín

  1. Botiquín

    La citronella tampoco puede faltar en nuestro botiquín, como repelente natural y no químico de mosquitos e insectos.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *