Importancia del Consumo de Vitaminas y Suplementos Nutricionales

By | 5 julio, 2012

Hoy en día parece que hemos alcanzado un nivel de bienestar, salubridad y calidad en nuestros alimentos que parece que un suplemento nutricional o vitaminas adicionales no fuesen necesarios. Nada más lejos de la realidad. El ritmo de vida, el mal hábito alimenticio general y sobre todo los procesos de manipulación, conservación y transporte a los que son sometidos los alimentos que consumimos son factores que, en muchos casos, hacen necesario el uso de estos suplementos.

Limones

Lo primero que debes saber es que no puedes considerarlos sustitutivos de alimentos o dietas. Por tanto, cada caso requerirá un aporte vitamínico o suplemento nutricional diferente. No será necesario lo mismo en el caso de que consumas pocas verduras (déficit de antioxidantes, calcio…), o poca fruta (falta de fitonutrientes, vitamina A, B, C o E, fósforo…). Del mismo modo, enfermedades concretas requieren un aporte nutricional adicional. Estos suplementos son efectivos para prevenir o combatir enfermedades como la osteoporosis, hipertensión artritis o enfermedades neurodegenerativas. En estos casos, además el organismo absorbe con mucha más facilidad estos nutrientes que en cuerpos más sanos.

Por otro lado, es importante saber que la creciente presencia de productos naturales y ecológicos en nuestras tiendas no es casual. Los tratamientos químicos que sufren los alimentos en su elaboración y transporte provocan, entre otras cosas, una pérdida de micronutrientes. Por ejemplo, muchos alimentos procesados, congelados y algunos vegetales tienen altas dosis de fósforo, y la fruta suele estar contaminada por agrotóxicos. Por todo ello, pese a que lleves una dieta equilibrada y variada, siempre será necesario que suplas estas carencias con suplementos multivitamínicos, antioxidantes y fitonutrientes como refuerzo inmunitario.

Sin embargo, el consumo de estos suplementos no está exento de riesgo. Como en todos los ámbitos, es importante la moderación y la responsabilidad para que su uso no sea contraproducente. Es importante que siempre consultes con un especialista para saber si se puede sustituir un medicamento concreto, o si existe compatibilidad. Tienes que prestar especial atención en caso de embarazo, una operación cercana y en el consumo infantil. Además de esto, como con cualquier medicamento, las dosis no deben ser mayores de las indicadas y existen efectos secundarios ante cuya presencia debes dejar de tomar el suplemento y consultar, de nuevo, al especialista.

Por lo tanto, el aporte adicional de vitaminas y nutrientes es aconsejable en general y necesario en muchos casos particulares. Es necesario apelar de nuevo a la responsabilidad para reducir riesgos y al conocimiento de uno mismo y del producto a consumir con el fin de mejorar su eficiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *