Haciendo los deseos una realidad

Seguramente, al igual que muchas personas, identificaste tus propósitos o metas para este nuevo año. Pero, como le puede suceder a muchos, vuelves de vacaciones y entras en la rutina y poco a poco te olvidas de esos objetivos que fijaste hace unas semanas.

Relájate… podemos empezar de nuevo. Lo importante es cumplir con esas metas y para ello es necesario que seas muy detallista:

Define tus metas lo más específico posible. Quizás dijiste que ibas a hacer más ejercicio, pero ¿cuánto es más? Define un plan a seguir. Ejemplo: los martes y jueves voy a caminar 20 minutos después del trabajo y los domingos voy a caminar 30 minutos después de desayunar.

Haz un compromiso real con los pequeños cambios. Tratar de cumplir una meta gigante puede desanimar a cualquiera. Pero si te propones pequeños compromisos que estén relacionados con la meta global puede ser más relajado y más saludable para tu ánimo. Ejemplo: si quieres correr un maratón, lo primero que debes hacer es empezar a caminar cada día, luego a trotar un poco más y después con el pasar de los meses estarás corriendo.

Registra o escribe tu meta. Parece mentira, pero el simple hecho de escribir una meta y ponerla en un lugar visible hace que tu cerebro la tenga siempre presente. Leerla a diario hace que tu mente busque las maneras de trabajar en ella y hacerla una realidad. ¡No es magia ni nada del más allá! Es simple autosugestión. Si haces público un compromiso te aseguro que te costará más abandonarlo. Haz la prueba… Utiliza el formulario de abajo y escribe algunas de tus metas para este año.

* Desayunar cada día.
* Caminar al menos 10 minutos cada día.
* Comer 3 o más frutas cada día.
* Comer pescado al menos una vez a la semana.
* Leer algo positivo al menos 15 minutos diarios.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *