El Golf, Un Deporte Que Da Mucho Juego

GolfEtiquetado prácticamente desde sus inicios como el ‘deporte de los ricos’, el golf está consiguiendo deshacerse de prejuicios para convertirse en una de las actividades con mejor presente y más prometedor futuro.

Detrás de este auge hay muy diversos motivos –esfuerzo de federaciones y organizaciones regionales por promoverlo, instalaciones para su práctica cada vez mejores, descenso de los precios en clases de golf, equipamiento, etc. Sin embargo, lo que en este post queremos reflejar es que se trata de un deporte muy completo que puede resultar muy beneficioso para nuestra salud.

Las bondades de jugar al golf se estructuran en dos grupos: por un lado, lo beneficioso que puede ser para nuestro físico, para mantenernos en forma; por otro, a nivel psicológico, con notables mejoras relacionadas con el estado de ánimo y el espíritu.

Empezamos  por lo físico, lo que se ve. Y es que en plan ‘Operación  Bikini’, un titular que copa portadas de revistas, periódicos y blogs, por qué no decirlo, ahora todo el mundo quiere ponerse en forma. Aunque las prisas nunca fueron buenas y además no dan los resultados esperados, sí podemos decir que la práctica del golf, a medio y largo plazo, va a ser muy beneficioso para nuestra salud.

Lo puede practicar cualquier persona, de cualquier edad y condición física, y es ideal porque uno de sus fundamentos está en caminar. Es decir, andar por el campo, de hoyo a hoyo. Esto permite elevar el ritmo cardíaco y hace que jugar en uno de los mejores campos de golf de España, por ejemplo, de los más grandes, de 18 hoyos, se convierta en un excelente entrenamiento cardiovascular. ¡Se puede llegar a recorrer hasta 5 kilómetros en total, entre hoyo y hoyo!

Esto no es lo único. El golf permite aumentar la flexibilidad, gracias a la rotación del cuerpo, inducida por el balanceo repetido del palo. También se ejercitan mucho los músculos, sobre todo los de la parte superior del cuerpo, y es un excelente entrenador para la coordinación y concentración… Pero aquí ya entramos en el orden de las bondades psíquicas de esta actividad.

El contraste entre los coches, el ruido de las grandes urbes y la polución, características del día a día de cualquier persona que reside en ciudad, contrasta con la quietud y tranquilidad que se respira en plena Naturaleza, el aire limpio, el ambiente fresco y el silencio que suele reinar en los campos de golf. Es una de las maneras más directas de conectar con el Medio Ambiente y conseguir dejar el estrés diario en la oficina o en casa.

Ese mismo contacto con el entorno natural es otro de los factores que van a incidir en lo beneficioso que tiene el golf a nivel psicológico. Nada más relajante y que nos insufle de vida como estar en pleno campo, de manera relajada, practicando deporte.

Por último, pero no por ello menos importante, también se ha hablado mucho de los beneficios sociales que tiene la práctica del golf.

Aunque algunos lo consideran una disciplina solitaria, lo normal es que se acuda al campo a jugar con algunos amigos, viejos o nuevos compañeros. Es en estas instalaciones donde surgen los lazos de amistad más fuertes y duraderos, tal vez por ese mismo factor de desconexión del estrés, que nos hace volver a ser en parte los niños alegres, vitales y despreocupados que algún día fuimos…

Autor: María Sánchez, Comunicación Real Club de Golf Las Brisas, www.realclubdegolflasbrisas.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *