Fórmula para Convertir los Propósitos de Año Nuevo en Objetivos y Hacerlos Realidad [1/3]

Se acabaron los días de fiesta y recién entramos en un nuevo año, es un buen momento para trabajar por nuestros sueños y si aplicas esta fórmula los podrás hacer realidad.

SIGUE LA FLECHAQuizás la palabra sueños no te gusta, pero en realidad lo puedes llamar como quieras: metas, propósitos, resoluciones de año nuevo, objetivos, cosas por lograr… como quieras.

Te voy a dar la fórmula a grandes rasgos, pero te recomiendo que leas más allá de estos puntos si realmente quieres cumplir tus objetivos de este año.

Si quieres cumplir tus metas en 2013 tan sólo debes:

  • Definir tus objetivos con claridad
  • Compartir tus objetivos
  • Auto-Recompensarte

Si miramos el año anterior, quizás nos quedamos como muchos objetivos sin conseguir. Quizás esos mismos objetivos sin cumplir pueden ser tu punto de partida o metas para este año, piensa qué falto, qué falló, reflexiona al respecto… La mejor manera de encontrar respuestas es hacerse preguntas.

En fin, si quieres cosas nuevas o tienes objetivos pendientes del año pasado, lo primero que debes hacer es:

Definir tus objetivos con claridad

MetasY hacerlos medibles o lo más cuantificable posibles (más adelante hablaré de esto)…

Lo primordial aquí es que si queremos conseguir algo primero tenemos que definirlo (es muy importante, por muy básico que te parezca).

Pero la definición de objetivos no es sólo escribir lo que queremos en un papel y ya. Debemos tomar acción para hacerlos realidad, pero antes de dar el primer paso necesitamos un plan o estrategia (es parte de la definición). No te asustes, es algo muy fácil…

Metas y planificación, es tan básico que lo aplicamos cada día sin darnos cuenta.

Eso de objetivos y planes de acción no es complicado, mira este ejemplo:

Si deseamos ir de un lugar a otro, lo primero que hacemos es conocer donde estamos y luego decidimos a donde queremos ir. Pongamos de ejemplo que queremos trasladarnos desde Barcelona a Madrid (este sería nuestro objetivo a grandes rasgos, pero incompleto).

Para que una meta sea tal y esté completa, debe tener una fecha o estar asociado a un instante de tiempo. Lo mismo aplica para cualquier meta que tengas en mente.

Tu meta debe ser factible en el tiempo

ANTIGUO RELOJ DE LA ESTACIÓNNo basta con decir quiero ir de Barcelona a Madrid (o lo que sea que tengas en la cabeza), también debes decidir cuándo, porque de lo contrario es sólo un deseo sin fundamento y no un objetivo (raras veces los deseos sin fundamentos se vuelven realidad).

Debes definir el instante de tiempo o el día que quieres hacerlo y conseguirlo.

Así que la definición completa sería “quiero ir de Barcelona a Madrid el día lunes 7 de enero de 2013”. Te sonará muy básico, pero aplica en todos los sentidos de nuestra vida… perder peso, un aumento de salario, vender más, dormir mejor, etc.

La clave en la definición de objetivos es identificar el punto de partida, el punto de destino y el tiempo para alcanzar es punto de destino.

De nada sirve decir quiero bajar de peso durante este año si no defines tu peso inicial (tu origen, en nuestro ejemplo Barcelona) y tu peso objetivo (tu destino, ej. Madrid). Y adivina, también debes definir el instante de tiempo en que quieres lograrlo.

La misma fórmula aplica para cualquier objetivo que tengas para este año. De lo contrario no podrás cumplir con el siguiente aspecto de la fórmula.

Así que para que tu objetivo de pérdida de peso (o cualquier otro) esté completamente definido debes indicar el tiempo para hacerlo o la fecha en que quieres lograrlo.

Por supuesto que el intervalo de tiempo que definas debe ser realista, así como en el ejemplo de Barcelona a Madrid, de nada sirve decir, quiero llegar a Madrid desde Barcelona en 20 minutos, a menos que tengas una máquina de teletransportación o un jet supersónico, entonces no será posible.

En resumen, para definir un objetivo debes:
– identificar dónde te encuentras actualmente,
– a dónde quieres llegar
– y cuándo lo quieres alcanzar.

No te olvides de cómo vas a conseguirlo

lying on the portaledgeUna vez que tenemos definida nuestra meta u objetivo, debemos pensar en el plan de acción para hacerlo realidad. Siguiendo con nuestro ejemplo, nuestro plan de acción será definir el medio más eficaz para llegar desde Barcelona a Madrid.

Si estas buscando perder peso, a grandes rasgos tu estrategia incluirá aprender a vivir más sano, un plan de alimentación, hacer ejercicio, dormir bien, etc.

Si buscas un aumento de salario, tu plan incluirá prepararte para negociar, preparar el terreno laboral, definir el mejor momento para hablar con tu jefe, etc.

En nuestro ejemplo, podemos evaluar ir en coche, avión o tren. Quizás descartamos la opción del coche por requerir mayor inversión de tiempo. Si nos decidimos ir en tren o en avión, entonces ingresaremos en alguna web de viajes para encontrar la mejor opción de acuerdo a nuestras necesidades, menor coste, menor tiempo de traslado, disponibilidad, etc.

Después de tanto buscar y evaluar quizás acordamos que la opción más económica y eficaz es viajar en tren de alta velocidad (Renfe AVE), no hablaré de los detalles en comparación con ir en avión, ahorro en taxi, tiempos de espera, etc.

Espero que me sigues la idea, hasta ahora lo que hemos hecho es pensar en nuestros dos puntos (origen y destino), el tiempo que hemos fijado y cómo vamos a llegar de un punto al otro.

Entonces nuestra estrategia podría consistir en:

  1. Comprar el billete de tren de Renfe AVE (con antelación) para la fecha indicada en horas de la mañana.
  2. Trasladarnos hasta la estación de tren en Barcelona unos minutos antes del horario pautado.
  3. Cumplir con las normas y reglamentos de Renfe.
  4. Cumplimentar la documentación requerida y realizar el viaje en tren.

Como has podido observar lo de definir objetivos y planes de acción no es complicado y hacerlo permite tener una visión más amplia para hacerlos realidad. Pero requiere que los definas con claridad.

El problema con muchas de las resoluciones de año nuevo es que no invertimos el tiempo necesario para definirlas en detalle. Nos saltamos el paso de definición ampliada y no pensamos un poco más allá, debemos expandir nuestra visión, visualizar lo que queremos conseguir para determinar cómo lo vamos a lograr. Señores y señoras, pensar en gratis.

Hace unos días escribí un artículo con 52 Ideas de Propósitos Saludables para este año, tal como lo dice el artículo son ideas, no metas ni objetivos.

Para que esas ideas de propósitos se conviertan en metas debemos definirlas con mayor amplitud. Debes identificar dónde te encuentras actualmente, determinar a dónde quieres llegar y en qué período de tiempo. Y para que se conviertan en realidad debes identificar la estrategia para hacerlo una realidad. Y por supuesto, tomar acción.

Hasta ahora hemos visto cómo hacer una definición clara de un objetivo, pero falta un ingrediente para que tengas éxito.

Tu objetivo debe ser cuantificable

La única manera de saber si vamos progresando, si vamos en camino de conseguir una meta o no, es tener una manera de identificar si estamos más cerca o más lejos de nuestro objetivo.

Ejemplo gráfico de pérdida de pesoCuando hablamos de perder peso, por ejemplo de pasar de 84 kg a 76 kg, conocer los números de origen y destino nos permitirá tener un sistema cuantificable. Podemos ver el progreso a medida que vamos perdiendo peso o si por el contrario vamos aumentando, de esta manera podremos observar rápidamente si estamos cada vez más cerca de nuestro objetivo o no.

Es tan fácil como decir que para llegar de 84 kg a 76 kg, hace falta perder 8 kg, entonces cuando perdamos 4 kg sabremos que vamos por la mitad, que estamos a un 50% de nuestro objetivo, ¿te suena más motivador?

Que tu objetivo sea cuantificable es parte de mantenerte motivado y es lo que ayuda a que los objetivos se conviertan en realidad. Si no lo puedes medir irás a ciega, no sabrás por dónde vas y te sentirás perdido/a.

La motivación será mayor si te concentras en alcanzar un objetivo más pequeño (que es parte de ese cuantificable general).

Si tu estrategia incluye perder medio kilogramo a la semana, quiere decir que conseguirás tu meta en 16 semanas, si lo quieres hacer en menos tiempo, entonces deberás perder más kilogramos a la semana (por supuesto respetando los límites saludables, que sea factible).

¿Qué pasa si mi objetivo no se puede medir? Pongamos de ejemplo que tu objetivo es compartir más con tu familia o ser feliz. En estos casos lo cuantificable no salta a la vista y deberás ampliar la definición de tu objetivo.

Debes identificar qué significa compartir más con tu familia (Ej. ¿compartir con ellos 20 minutos más al día, 30 min, 1 hora?) o qué significa ser feliz para ti (ej. tomar el café con tu esposa, abrazar a tu hija cada día, etc.).

Debes encontrar la manera de que tu objetivo se pueda medir.

Por ejemplo, si tu objetivo es caminar más, en realidad podrías definir algo como “adquirir el hábito de caminar 1 hora cada día antes de verano (julio 2013)”, lo anterior es cuantificable, se puede lograr si comienzas a caminar 15 minutos al día y cada semana añades 2-3 minutos más a esos 15 minutos. Al llegar a julio de 2013 estarás caminando una hora o más, meta cumplida.

Hasta aquí hemos cubierto de una manera rápida en qué consiste definir tus objetivos con claridad. Mañana hablaremos de los otros dos aspectos.

Take the first step¡Te intivo a tomar acción YA!

A dar ese primer paso. ¿Cómo? Definiendo de una manera clara al menos uno de tus objetivos para este año.

Una cosa más, si tus objetivos incluyen una mejor salud te invito a unirte a nuestro boletín para que no te pierdas las actividades que tenemos planificadas durante las próximas semanas.

Considero que estamos en unos días claves para hacer que 2013 sea un gran año, todavía nos quedan más de 360 días por delante y es el momento de planificar y empezar a tomar acción para conseguir lo que queremos.

Si te ha gustado este artículo, por favor no dejes de compartirlo con los demás…

Para profundizar en el cumplimiento de tus objetivos, te recomiendo que revises la segunda parte de esta serie.

Una última cosa, la semana que viene estaré escribiendo ejemplos de objetivos concretos para el 2013 relacionados con una vida más sana y podría utilizar tu caso como apoyo, si alguno de tus objetivos está relacionado con esta temática, te hago las siguientes preguntas:

  1. ¿Te interesan estos temas para lograr tus metas?
  2. ¿Qué objetivo(s) para vivir más sano tienes para este año? No sólo respondas “adelgazar” o “hacer más ejercicio”, por favo dime qué aspecto quieres mejorar y por qué, cuéntanos tu historia.
  3. ¿Qué te ha gustado más de este artículo?

Déjanos un comentario más abajo.

7 opiniones en “Fórmula para Convertir los Propósitos de Año Nuevo en Objetivos y Hacerlos Realidad [1/3]”

  1. Buenas me hace falta mucho este tipo de practica vamos a probar a posterior te estoy informando como marcha, de hecho todo saldra bien ya comence un abrazo gracias.–

  2. BUENOS DIAS IVÁN ESTOY MUY CONTENTA PORQUE YA EMPEZE A CAMINAR UNA HORA EN L<S MAÑANAS A DESAYUNAR MAS NUTRITIVO Y EN LA COMIDA A COMER MAS VERDURAS YA QUE MI DESEO ES BAJAR DE PESO Y GRACIAS POR POR LOS ARTICULOS QUE HAZ PUBLICADO ME HAN MOTIVDO MUCHO SALUDOS

  3. Hola claro que me encanta lo que escribes,muy acertado el consejo de tener claras las metas y definirlas,llevarlas a cabo,sabes atravieso por un momento muy difícil en la vida,te conte en días pasados que mi esposo sufrio un acc cerebro vascular,he bajado 12 kilos de ´peso,ya estoy superando esta dura prueba que la vida pone ante mi,perdoname si no contesto, a veces mi cabeza anda en otro lugar,un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *