¿Evolución o Involución?

By | 22 febrero, 2012

Artículo escrito por Frank Fernández de Swim and Coach.

Evolución: Cambio o transformación gradual de algo, como un estado, una circunstancia, una conducta, una idea, etc… / Proceso gradual de cambios acumulativos mediante el cual los seres vivos han variado a lo largo de sucesivas generaciones desde los primeros organismos unicelulares hasta el conjunto actual de complejos organismos vivos de nuestro planeta…

Involución: Retroceso en la marcha o evolución de un proceso
“Un artículo reciente, Stoooopid …. why the Google generation isn’t as smart as it thinks, analiza cómo las nuevas generaciones están perdiendo la capacidad de concentrarse y parece ser que la culpa la tiene el ecosistema Internet o las herramientas, hábitos y usos de lo que podríamos llamar Sociedad de la Información.”

Después de esta pequeña pero potente introducción nos podemos plantear varias preguntas:
- ¿La sociedad realmente evoluciona hacia donde más le conviene o hacia donde es empujada?
- ¿La sociedad se siente con el derecho a la decisión o se decide por ella?
- ¿Las nuevas tecnologías nos ayudan a avanzar o por el contrario nos empujan hacia atrás?
- ¿Los nuevos métodos de venta, el consumismo desacelerado que vivimos, las nuevas micro-sociedades (Una microsociedad es aquella basada en el concepto de clan) están forzando nuestra adaptación a la nueva era que vivimos?

progreso humano

¿Progreso? (flickr.com/photos/pagedooley/3191664147)


Desde el punto de vista gerencial, empresarial, de emprendedor o simplemente de observador sería muy interesante poder responder a todas estas preguntas ya que nos ayudaría a plantear nuestros negocios, proyectos, ideas o actitudes con mucha más eficacia de lo que hasta ahora nos alcanza.

Una sociedad que evoluciona nos permite desarrollar proyectos novedosos, dar paso a la creatividad y buscar ese potencial en nuestros entornos, ya sean profesionales o personales. Nos obliga a “espabilarnos” a reinventarnos para ser más eficaces, más eficientes y lograr lo que antes no se nos resistía como hasta ahora.

Una sociedad que evoluciona nos permite evolucionar con ellos, no perder horas y horas en pensar si es algo arriesgado eso que tenemos en nuestra mente, delante del escritorio o en la pantalla del ordenador sino que nos ayuda a lanzarnos a probar cosas nuevas y eso repercute en toda la cadena. Si la sociedad evoluciona, evoluciona la maquinaria, evoluciona la empresa que adquiere esa maquinaria y evoluciona el profesional que debe usar esa maquinaria…

Una sociedad que evoluciona nos permite desarrollarnos hasta el extremo de una inmensa motivación por el trabajo, por los proyectos, por las ganas de aprender y enseñar, una sociedad que evoluciona hace evolucionar a todo lo que tiene alrededor y realiza una criba, una selección natural, donde sólo los mejores y más “listos” tendrán su sitio dentro de ella.

Una sociedad que se siente con el derecho de elección es una sociedad segura de si misma, exigente, luchadora y obliga a los profesionales, empresarios, gerentes, directores a ser mejores para poder descubrir y cubrir sus necesidades. Asistimos a una marea de incesantes cambios que están destruyendo y haciéndose tambalear los castillos construidos en el aire, los centros deportivos, empresas de servicios, se encuentran en la tesitura de no saber por donde tirar, qué ofrecer y realmente con quién competir, estamos en un proceso de mirar a todos lados a ver qué es lo que pasa, quién se mueve primero y que resultados tiene… y no podemos perder más tiempo mirando y esperando hacia dónde sopla el viento porque una de los hándicaps de muchos profesionales, gerentes, empresarios es que se han acostumbrado a remar con el viento a favor y eso ya no volverá…

Debemos poner de nuestra parte para que la sociedad siga evolucionando y avanzando, decidiendo y que se sienta útil y protagonista de todo aquello que decida realizar…

¿Y una sociedad que involuciona, desacelera el consumo y no se siente segura de si misma?…

Es lo peor que nos podría pasar, que volvamos hacia atrás, a realizar de nuevo toda aquello que habíamos aparcado en el trastero, a volver a desempolvar a los “dinosaurios” y ponerlos en acción en un mundo donde ellos no saben de qué van las cosas y desafortunadamente hay gerentes, empresas, instalaciones, profesionales que han decidido, por el miedo, volver a sus raíces y “probar” si aquello que funcionó haces 20 años aún tiene tirón…

Asistimos a movimientos estratégicos que creíamos olvidados como “contratemos a un pseudo profesional que es más económico y aunque no tenga aptitudes eso que nos ahorramos”, “bajemos las tarifas hasta lo mínimo y no se nos irán los clientes”, “realicemos campañas agresivas de captación “todo vale” y llenemos la instalación sin tener en cuenta a todos aquellos socios que llevan con nosotros tantos años” y un largo etcétera de jugadas “magistrales” para mantenerse en primera línea…

Para utilizar un paralelismo de una instalación deportiva en torno a los ingresos atípicos y cómo potenciarlos es como querer realizar más entrenos personales suprimiendo número de técnicos, zonas de entrenamiento funcional, crear rutinas lo más básicas posibles, que obliguen a un socio pagar por ser atendido. Es una opción pero en este momento histórico que vivimos no es recomendable y si no que le pregunten a grandes cadenas que “vivían” del entrenamiento personal como primera opción que ha pasado desde esta crisis económica y si echan de menos todos los socios que han perdido por usar este método (sin obviar que hace 10 años se llenaron las arcas aprovechando los tiempos de bonanza económica)…

La irrupción de o target o como le queramos llamar. ¿Nos podemos imaginar un negocio donde su extrema flexibilidad le permitiera albergar a nichos/targets diferentes en convivencia? Creamos que es posible, que si la sociedad avanza nos permitirá crear grandes proyectos multiplurales y podamos trabajar variedad de actividades enfocadas a todo aquel que le interesa nuestro negocio. Nuestro pensamiento cerrado ha sido, en general, una lacra para el avance de nuestros negocios, no nos cerremos en cuadros de mandos, en planificaciones estratégicas cerradas, en blancos o negros y trabajemos para el continuo cambio.

Si desde todas partes se está promoviendo el cambio, el constante cambio de las personas, la flexibilidad, la adaptación… ¿porqué nos seguimos cerrando en tener entre nuestras manos negocios cuadrados?, ¿porqué no damos una oportunidad a nuestra parte creativa y dejamos que la sociedad nos guíe hacia el éxito?…

“Cada momento es único e irrepetible… este momento es único e irrepetible y el mundo necesita gente que ame lo que hace…”

Artículo escrito por Frank Fernández de Swim and Coach.

2 comentarios en “¿Evolución o Involución?

  1. Claudia

    Cuanta razón!!! Parece que en vez de ir hacia delante vamos hacia atrás… Felicidades por la disección del ser humano! :)

    Reply
  2. Alberto

    Como simepre un placer leer artículos de Frank Fernandez, te hacen pensar….

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *