Estrés e Inflamación

By | 23 abril, 2012

Son muchos los estudios que han relacionado la angustia que provoca el estrés en nuestro organismo con un mayor riesgo de sufrir una enfermedad autoinmune, cardíaca o una infección. La pregunta que faltaba por responder es ¿cuál es el proceso mediante el cual el estrés afecta negativamente  a nuestra salud?. Al parecer la clave está en que el estrés provoca en nuestro cuerpo una alteración de la respuesta inflamatoria.

estres

Hay días en los que los papeles desbordan


Nuestro organismo responde a una situación de estrés puntual generando una mayor producción de la hormona cortisol. Pero, ¿qué sucede si el estrés y el nerviosismo son prolongados?. Según el artículo publicado en la revista ‘Proceeding of the National Academy of Sciences‘ (PNAS) por un grupo de una investigadores de la Universidad Carnegie Mellon (Pittsburgh, EEUU) lo que más importa no es el nivel de cortisol producido sino cómo los tejidos de nuestro organismo responden a ese cortisol. Al parecer la hormona cortisol influye en la respuesta inflamatoria y afecta a la respuesta inmunitaria de nuestro cuerpo.

A través de varios experimentos, este grupo de investigadores han comprobado que las células de aquellas personas que están sometidas a un estrés de tipo crónico fueron incapaces de responder correctamente a las señales hormonales que normalmente regulan la inflamación, con lo que fueron más propensos a sufrir un resfriado que aquellas personas sin estrés. En palabras de Sheldon Cohen, profesor de psicología de la Universidad de Carnegie Mellon y principal investigador del estudio: “La inflamación está en parte regulada por la hormona del cortisol y cuando ésta no desarrolla bien su función, la inflamación queda fuera de control [...] La capacidad del sistema inmunológico de regular la inflamación predijo [en este estudio] quién desarrollará un resfriado, pero lo más importante es que ofrece una explicación a cómo el estrés promueve una enfermedad.

En definitiva, en situaciones de estrés las células de nuestro sistema inmune son incapaces de responder correctamente al control hormonal y, en consecuencia, se inflaman hasta llegar a la enfermedad. Por eso es de vital importancia conocer nuestro cuerpo y analizar nuestros pensamientos para ser conscientes de cuándo empezamos a estar estresados y poner freno a la situación. Las técnicas de relajación, los masajes y la meditación nos ayudan a entrenarnos en ese “darse cuenta”, para mantener nuestro cuerpo y nuestra mente sanos y en equilibrio.

Fuente: El Mundo, 20 de abril de 2012.
Imagen: yopasolavoz.com

One thought on “Estrés e Inflamación

  1. Cecy

    Es muy intersante cada articulo que ustedes escriben.Me gustaria leerles mas,para aprender a manejar mejor mi mi cuerpo y mis achaques. Gracias por su ayuda!

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *