Entrenamiento en relajación

By | 21 junio, 2008

La relajación ayuda a eliminar tensiones, mejora el estado de ánimo y es un ejercicio de atención e imaginación que contribuye a reducir los fallos de memoria.

1. Elija un lugar tranquilo y dedique unos minutos a relajarse.

2. Aprenda a diferenciar entre músculo relajado y un músculo tenso. Suba el brazo y manténgalo un momento en alto apretando el puño. Note la tensión y la rigidez. Deje caer el brazo suavemente y aprecie la diferencia: notará sus músculos caídos y flojos. Esto es la relajación.

3. Grabe una cinta o realice un repaso mental por las distintas partes de su cuerpo, imaginando en todas ellas un cartel con letras donde pueda leer “relájate”. Repita varias veces las frases “me encuentro relajado, me encuentro tranquilo, me siento bien”.

4. Texto a seguir para relajarse:

Respire hondo, profundo… lentamente.

Concéntrese en su pierna derecha. Piense cómo se va relajando su pie… se afloja. Todos los músculos de la pierna derecha están cada vez más flojos… no están tensos… Repita mentalmente, fijando su atención en la pierna: “relájate, relájate”… A continuación relaje su pierna izquierda. Note cómo la va sintiendo más y más pesada… más y más relajada…

Concéntrese en su brazo derecho. Ordene mentalmente a su brazo derecho: “relájate, relájate”. Sienta cómo los músculos se van soltando, distendiendo… El antebrazo se relaja, los músculos se aflojanm caen… El hombro se va relajando… lo siente pesado… sin tensión muscular.

Fije su atención en su brazo izquierdo y repita mentalmente: “relájate, relájate”. Su brazo izquierdo se relaja, cada vez pesa más… Todo el brazo izquierdo, el antebrazo, el hombro… van estando flojos, blandos, sin tensión muscular.

Repita mentalmente, “me encuentro relajado, me encuentro tranquilo, me siento bien”.

Va usted a relajar su cabeza… su cara… Concéntrese en su frente, note cómo se va relajando… se aflojan los músculos de los pómulos… los dientes dejan de estar apretados… la barbilla se entreabre…

Repita de nuevo: “me encuentro relajado…, me encuentro tranquilo…, me siento bien”.

Usted es capaz de relajarse… de vencer sus tensiones… y se siente bien.

Cuando abra los ojos y se incorpore al mundo exterior va a encontrarse con sus afanes diarios…, pero sin ansiedades…, sin tensión…, relajado.

Ahora, para terminar la relajación, puede ir moviendo sus manos, sus piernas, su cabeza… Va a ir dando tensión a sus músculos lentamente para incorporarse a su vida diaria con mayor capacidad de atención y concentración. Mueva los dedos…, la cabeza de un lado a otro…, los pies… Escuche los ruidos que hay a su alrededor… Por último, abra los ojos despacio…

Fuente: Gimnasia para la memoria por Pedro Montejo y Mercedes Montenegro.

5 comentarios en “Entrenamiento en relajación

  1. karina

    estoy super interesada en tus clases en esta informacion
    que debo hacer para obtener mas informacion porfiiiiiiiiiiii.

    Reply
  2. seba

    yo puedo relajar mis piernas,
    pero mi cabeza no puedo…lo intento pero no resulta……

    Reply
  3. matilde

    me guto ber o ler como aser ejersisios en casa y no tener gue acudir mas al dok

    Reply
  4. matilde

    gue mas puedo desir si megusto y loguiro practicar bueno haooo

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *