El Poder de la Sonrisa

By | 5 septiembre, 2011

Seguramente todos hemos experimentado en alguna ocasión cómo la sonrisa y la alegría de un amigo, de un familiar, de la pareja o incluso de un desconocido nos ha podido arrastrar de un estado de ánimo decaído hacia, por lo menos, unos instantes de alegría y paz interna. La alegría interna es contagiosa. Por ese motivo y de forma inconsciente siempre preferimos conectar con personas alegres que con aquellas otras que tienden a tener un estado de ánimo apesadumbrado o negativo. Del mismo modo, los estados de ánimo negativos también son contagiosos….así que debemos ser conscientes de ello.

La felicidad se cultiva con la Sonrisa. (Imagen:www.lacomunidad.elpais.com)



Pero el poder de la sonrisa va incluso más allá. Según un estudio publicado por Lee Berk, de la Universidad de Loma Linda (Estados Unidos) basta con anticipar una situación de “risa potencial” o de “alegría interna” para que en el organismo aumenten los niveles de las hormonas protectoras (endorfinas, hormonas del bienestar y del crecimiento) en detrimento de las hormonas relacionadas con el estrés (cortisol y adrenalina). Los efectos que la sonrisa y alegría real y potencial tienen en nuestro cuerpo son el objetivo de lo que se denomina “biología de la esperanza”, que estudia el conjunto de procesos químicos y biológicos que se producen en el organismo como reacción y respuesta a las creencias, las emociones y los pensamientos.

Tal y como hemos comentado en anteriores artículos, el cerebro no distingue entre los acontecimientos que estamos experimentando y las emociones o situaciones que imaginamos en nuestra mente. Pasar un rato de confidencias con los amigos, dejarse llevar por el momento y reírse de los problemas y de uno mismo hace que las preocupaciones empequeñezcan, nos tranquiliza y nos renueva. Los efectos serán evidentes tanto en nuestro estado de ánimo como en nuestra salud física, ya que la respuesta fisiológica del organismo ante la alegría supone un fortalecimiento del sistema inmunitario y, en consecuencia, la mejora de nuestro estado de salud en general.

Pero si no tenemos ocasión de estar con personas alegres alrededor cuando las necesitamos, siempre podemos aprender a cultivar nuestra propia alegría interna: mirarnos al espejo, sonreírnos a nosotros mismos y estar orgullosos de lo que somos es como recibir una ducha de energía de buena mañana. Y durante el transcurso del día, basta con ir recordando y agradeciendo en algunos momentos lo afortunados que somos, aunque a veces no nos lo parezca, para volver a conectar con ese rincón de paz, serenidad y alegría interna. Poco a poco iremos educando a nuestra mente y acostumbrándola a promover los pensamientos positivos, la sonrisa y el bienestar interior.

3 comentarios en “El Poder de la Sonrisa

  1. aurora ignao obando

    Una sonrisa le cambia el color a la vida…me gusto el tema,felicidades y recuerda :) y se feliz…besos.

    Reply
  2. Patricia Hernández

    Gracias Aurora!
    La positividad y la alegría pueden cultivarse y aprenderse, así que manos a la obra ;)
    Saludos

    Reply
  3. Enfermeras a Domicilio

    El positivismo atrae a los acontecimientos positivos, así como la negatividad atrae lo negativo. Y la sonrisa es la forma de expresión de la alegría y positivismo. Por lo tanto si tenemos la herramientaa nuestro alcance de sonreír y reír a carcajadas, porque no utilizarla siempre que podamos? lo que estaremos haciendo es atraer energía positiva a nuestras vidas.
    Un saludo.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *