Comer de Más, ¿Por Qué lo Hacemos y Cómo Evitarlo?

AlmuerzoUna de las razones básicas para mantener un peso ideal es no comer de más y para evitarlo no hay como atacar la base del problema, pero para llegar a este punto es importante entender por qué lo haces y qué puedes hacer para solucionarlo.

A continuación te indico 15 razones por las cuales comemos en exceso y dentro de cada una encontrarás la causa principal y qué puedes hacer para remediarlo, ya sea que quieres controlar tu peso o adelgazar. Vamos a verlas…

1. Saltarse las comidas y sentir hambre

Cuando te saltas una comida tus niveles de glucosa en sangre bajan a tal nivel que la necesidad de energía hace que tu cuerpo tenga una sensación de hambre incontrolable, y en consecuencia, comerás más de lo que te hace falta. Esto hará que entres en un ciclo de descontrol, y sigues saltándote comidas, comerás más y caerás en un ciclo sin fin.

La solución es simple, no saltarse las comidas y en especial el desayuno. Recuerda que el desayuno es la comida más importante del día, pero también lo es la merienda a media mañana y a media tarde, además de la comida a mediodía y la cena.

2. No esperar hasta sentirnos llenos o satisfechos

Si comes hasta que sientas que tu barriga va a explotar ya vamos mal. No tienes que esperar hasta sentirte lleno para dejar de comer.

Para evitar comer hasta la saciedad aplica la regla de 20 minutos al comer, come despacio, masticando bien los alimentos y dale tiempo al estómago para que se comunique con el cerebro y le diga que ya es suficiente.

3. No estamos prestando atención

La televisión, el ordenador, el móvil, el periódico o cualquier cosa que te distraiga al comer hará que comas de más.

Mantente presente mientras comes (apaga todo lo electrónico). La hora de comer es para comer y compartir con los demás si estás acompañado. Mira tu plato y presta atención a los bocados y a la cantidad de comida que vas ingiriendo.

4. Para entretenernos

Es cierto que la comida produce placer, pero no comas solamente como diversión o entretenimiento, hazlo porque necesitas alimentarte y es la hora para hacerlo.

Si no es la hora de comer busca realizar otra actividad para mantenerte ocupado o entretenido. En vez de comer por diversión, sal a caminar o hacer ejercicio. Si estás con amigos prueba dar una caminata para hablar en vez de sentarse a comer (a menos que sea la hora de la comida).

5. Auto-recompensarnos para celebrar

Copa Torneo Nacional Primera BHemos puesto la comida como un premio o una recompensa. Si ganamos el juego, consigo la promoción o lo que sea que represente éxito, tendemos a celebrarlo con comida.

Esto no tiene nada de malo, pero si lo haces un hábito por cualquier cosa (pequeña o grande) que consigas, te darás cuenta que estás comiendo de más.

Busca otras maneras para recompensarte que el simple hecho de ingerir calorías en exceso. Cambia la comida por un viaje o una sesión de relax en un spa (podrían llegar a costar lo mismo).

6. Para no tirar la comida

Es cierto, la comida no se tira, lo hemos comentado antes.

Pero más allá de desperdiciar comida, es recomendable que te des cuenta de lo que estás comprando (y si lo estás haciendo en exceso), tomes acción y mantén un consumo más responsable. Si es tu caso aquí te dejo un artículo completo para no desperdiciar comida.

7. Pensamos que las porciones más grandes son mejores

“Más es mejor”. Porciones más grandes significa más calorías.

Aplica el “menos es más”, menos excesos es más salud.

Tengo dos artículos que te darán la solución:
Trucos fáciles para controlar las porciones
10 tips para controlar el tamaño de tus comidas

8. Estamos intentando hacer “dieta” y nos sentimos privados

Intentar hacer algo no es necesariamente hacerlo. Eso de estoy a “dieta” pero yo sólo me hago el menú no sirve. En realidad cuando ya dices que estás a dieta vas fatal. Hay cientos de dietas y al parecer ninguna funciona como debería porque hay un factor sicológico importante, si te prohibes algo te sentirás mal y terminarás por hacer lo contrario, ¿o no?

Cambia la forma como te expresas, en vez de prohibirte piensa en “cambiar por” o “en vez de”, borra de tu vocabulario la palabra “no puedo”. Aquí te lo explico:
‘No Puedo’ vs ‘No’, Una Sola Frase Puede Hacer una Gran Diferencia

(No dejes de revisar el enlace que te he dejado, considero que es uno de los mejores trucos que he visto y lo puedes aplicar para cualquier cosa que quieras lograr)

9. La comida como compañero

A veces comemos para no sentirnos solos y buscamos compañía en los alimentos. Sin darte cuenta puedes estar cayendo en este hábito.

Cambiar un hábito no es fácil, pero tampoco es imposible. Así que lo primero es darte cuenta si te sucede esto y actuar en consecuencia. Tendrás que aprender a desaprender (cambiar un hábito por otro).

Muy pronto publicaré un apartado completo sobre este aspecto, así que te invito a suscribirte a nuestra web para que no te lo pierdas.

10. Para complacer al que cocina, al anfitrión o a nuestra pareja

Chef Joe

Aprende a decir NO, de lo contrario terminarás comiendo todo lo que te ofrezcan hasta reventar. Se que no es fácil pero practícalo sin sentirte mal y piensa en ti, date prioridad a ti mismo.

Un truco fácil para sortearlo es aplicar el intercambio o la división. Por ejemplo, si te ofrecen una Coca-Cola pide que mejor te sirvan agua (intercambio). Si te ofrecen un postre puedes decir “no gracias”, pero si no te puedes negar prueba a pedir un trozo pequeño (división) o compártelo con alguien más (divide lo que te ofrezcan por la mitad).

11. Como mecanismo de medicación o curación

Aunque no lo creas muchos comen como mecanismo de curación, ya sea para curar una depresión, la ansiedad, encontrar la felicidad, ahogar las penas o controlar el estrés.

Si la comida la utilizas para sanarte o curarte es mejor que busques ayuda profesional, en este caso es mejor buscar una solución con apoyo que de manera individual.

12. Por no saber o no tomar en cuenta las porciones

A veces no sabemos lo que tiene un alimento y podemos menospreciar el tamaño de las porciones.

Lo mejor para esto es leer la etiqueta con los ingredientes y la información nutricional. Si no tiene etiqueta, entonces conviene conocer con qué fue preparado para tener una idea de lo que comemos. Por cierto, ¿sabes lo qué es una porción o una ración?

13. Cuando estamos aburridos

Cuando caemos en el aburrimiento podemos comenzar a comer sin darnos cuenta (cuando en realidad ni siquiera tenemos hambre y no nos hace falta comer).

Te toca pensar y poner tu creatividad a funcionar si quieres evitarlo. Todos tenemos algo que hacer y si no lo tienes, entonces es hora de inventártelo, pero por favor no caigas en aburrimiento.

Lo mejor para esto es trabajar en tus sueños, tus metas o un proyecto de vida… te aseguro que si lo haces, jamás te aburrirás, más bien te faltará tiempo para trabajar en conseguir lo que tanto deseas.

14. Cuando comemos mucho en la calle o fuera de casa

No hay como comer en la calle para perder el control de lo que ingerimos. Primero porque te preparan la comida y no tienes una idea clara de los ingredientes (sal, grasas, azúcar, etc.), calorías en exceso. Segundo, generalmente si pagamos por algo, tendemos a comerlo de principio a fin porque no queremos desperdiciar nuestro dinero.

Intenta comer más en casa o llevarte comida de tu casa al trabajo, pero si no es posible, te dejo unos consejos que te ayudarán a comer más sano fuera de casa.

15. Porque tiene un sabor y una sensación agradable al paladar

PostreEste creo que es el más común de todos y el más difícil de controlar, porque si algo nos gusta nos tomar cierto esfuerzo dejarlo de lado y parar.

Pero todo tiene solución. Aquí el truco es pensar que si comes un poco ahora, tendrás un poco para después. Una opción complementaria es combinar lo que estás degustando con frutas y/o verduras (generalmente son saciantes y bajas en calorías). También conviene aplicar el consejo de comer más lento (punto 2) y el control de porciones (punto 7).

Un último truco…

Lo mejor para controlar lo que ingieres, y no comer de más, es estar atentos, mantenerte mentalmente equilibrado y controlar tu estrés. Si estás relajado te será más fácil auto-controlarte.

¿Cuál de todos los puntos es el que consideras más relevante?

Déjanos un comentario más abajo y no te vayas sin darnos un “feedback” para indicarnos si te ha gustado el artículo (basta con un Me gusta, un Tweet o un +1).

4 opiniones en “Comer de Más, ¿Por Qué lo Hacemos y Cómo Evitarlo?”

  1. El articulo lo considero bueno, deberias seguir publicando articulos de este tipo, pues en los ultimos tiempos parece que por exceso de stress las personas comen de mas y no le dan importancia a lo que comen, comen mucha comida chatarra, en vez de comer frutas y vegetales y hacerlo de forma adecuada.

    Gracias por el articulo

    Maria

  2. Apreciado Ivan, gracias por ese artículo, realmente me ayudó a ponerme serio en este aspecto de mi vida. Aunque no soy gordo, tiendo a engordar muy fácilmente y creo que uno de mis problemas es la porción de comida. Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *