7 Pasos para la Felicidad

Artículo escrito por Naylín Núñez de Yogaesmas.com

La práctica del yoga me ha enseñado muchas cosas: el autoconocimiento, la no violencia, la compasión, la alegría y el positivismo, el cultivo de una actitud de generosidad, el servicio a los demás…

Me ha llevado sin dudas a tener una vida sana, física, mental y espiritualmente. Los caminos por los que puedes llegar a esta felicidad, a este estado de bienestar son muchos, el mío ha sido el yoga y lo que te cuento aquí es parte de mi vida y mi experiencia.

Hoy quiero compartir contigo estos 7 pasos para la felicidad y una vida sana.

felicidad

1. Piensa menos, siente más

En el yoga he aprendido a meditar. A ser consciente de cada cosa que hago. A vivir el ahora, porque es lo único que tenemos realmente. La meditación me ha permitido relajar mi mente y mi cuerpo, me ha ayudado a concentrarme mejor, a mejorado mi respiración y reducido por completo el estrés. Además, he mejorado mi capacidad de reflexión, y por lo tanto, he aprendido a disfrutar más de cada cosa que hago.

He aprendido a sentir más. Por ejemplo cuando tranquilamente me tomo un vaso de te, cuando cocino, cuando estoy concentrada como ahora escribiendo un artículo. La vida se hace mucho más deliciosa una vez que logras este punto de pensar menos, y sentir más.

2. Enójate menos, sonríe más

Hace poco se hizo un estudio en la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston donde se llegaron a conclusiones interesantes, como que con la práctica de yoga disminuye la depresión, la ansiedad y la infelicidad. Por lo tanto el yoga nos ayuda a tener una mayor sensasión de bienestar. De esta forma, sintiéndote bien contigo mism@, puedes sonreírle a la vida y hacer feliz a más personas.

Puedes también enfrentar mejor situaciones difíciles, y controlar sentimientos como la ira que provienen de nuestro ego. Enojarte menos y sonreír más te hará feliz a ti, y a todo el que te rodea.

3. Habla menos, escucha más

“Tenemos dos oídos y una sola boca para recordar que debemos escuchar el doble y hablar la mitad” Talmud. [Twittear]

El yoga nos enseña a escuchar, comenzando por escucharnos a nosotros mismos, a nuestro cuerpo. Nos conecta con nuestro ser interno, y una vez aprendido esto, nos es mucho más fácil escuchar a las demás personas. Con mi blog de yoga he aprendido que muchas personas se sienten bien con solo escucharlas, o en este caso leerlas.

A veces es mejor simplemente escuchar que irrumpir con tu opinión. Escuchar es un arte que te hará feliz cuando lo lleves a la acción. Aprenderás más, ayudarás más, y te hará más feliz.

4. Juzga menos, acepta más

Juzgar puede ser terrible para el espíritu. Inseguridades humanas y restricciones autoimpuestas nacen de un miedo primordial de nuestro juicio. El yoga me ha ayudado también a disminuir mis juicios. A no pensar si una postura es difícil o fácil, y simplemente aceptarla como es.

En lugar de juzgar, intenta observar. En lugar de juzgar, agradece. En lugar de juzgar, acepta. Acepta la situación o a la persona, no trates de cambiar lo que es. No la etiquetes de buena o mala. Actúa desde el amor y la compasión, acepta la vida (que no significa estar de acuerdo) y te sentirás mucho más libre y más feliz.

5. Mira menos, haz más

Muchas de las personas que han entrado a mi blog de Yoga para principiantes me han comentado de que llevan mucho tiempo con el deseo de comenzar la práctica. Sabían que les haría bien y conocían sus beneficios, sin embargo han estado como media 2 años en pasar a la acción.

Mi consejo para ser feliz, para llevar una vida sana, es definir lo que quieres, y luego pasar a la acción. No seas un estudiante eterno sin llevar todo tu aprendizaje a la acción. Mirar menos y hacer más te acercarán a tus objetivos y te harán mucho más feliz. ¡Y no olvides disfrutar el camino!

6. Quéjate menos, agradece más

Creo que la queja es útil cuando esta nos motiva a la acción. En otro caso, no vale de nada. El yoga me ha enseñado también a mantener mis pensamientos positivos, a permanecer en un estado alerta en cuanto a lo que pasa por mi mente. Si cada mañana te levantas feliz, agradecid@ por la oportunidad que tienes de vivir este maravilloso día y lo tomas como un regalo, serás muchísimo más feliz que si te levantas quejándote.

7. Teme menos, ama más

Vive tu vida basado en el sentimiento más grande que existe: el amor. Hay posturas de yoga que nos ayudan a superar el miedo, como las posturas invertidas. El miedo a caer, el miedo al fracaso puede ser sustituido por una plena confianza en ti mism@. Vive desde el amor y en tu vida respirarás felicidad.

Esta ha sido mi experiencia de vida sana y feliz a través del yoga. Y tú, ¿te animas a comenzar la práctica?

Un gran abrazo para ti,
Naylín, Yogaesmas.com

Yoga: Precisión, Percepción y Poder de Integración

La práctica del Yoga tiene numerosos efectos. Si bien existen distintos tipos de Yoga y distintas escuelas, lo cierto es que los pilares de la práctica son comunes a todas ellas. Tampoco es necesario seguir de forma estricta un método y unas instrucciones. De hecho, la flexibilidad mental y la exploración del propio cuerpo y, sobretodo, de los propios límites, son elementos que con la práctica vas descubriendo e integrando no sólo en la clase, sino también en tu vida diaria. Es un viaje a tu ser interno que inicias sin darte demasiada cuenta y en el que es importante que tomes conciencia de que, como todo proceso, es lento y a veces doloroso a nivel emocional, pero al final, siempre positivo. No importa la edad ni el estado físico de la persona que se inicia en el Yoga: no estamos compitiendo con nadie, ni exhibiéndonos ante el público. Entender el Yoga de ese modo es desvirtuar todo su contenido. En Yoga cada persona lleva su propio ritmo y su propio camino y lo importante es ir abriéndose a la experiencia de sentir tu propio cuerpo y tus propias emociones. Lo demás, no importa.

Chris Chavez Yoga at Spanish Banks

PRECISIÓN, PERCEPCIÓN y PODER DE INTEGRACIÓN son partes de la práctica, aunque cada escuela y cada maestro las transmiten de distinta manera. Si quieres aprender más sobre esta técnica puedes comenzar con las 3 lecciones gratuitas online del curso de Yoga iYengar.

Desde la propia experiencia, la precisión puede traducirse como la toma de conciencia del propio cuerpo: saber dónde está cada órgano y cada parte del cuerpo, reconocer el espacio que ocupan y como se armonizan con el movimiento realizado en las asanas o posturas. Una parte muy importante de la práctica es tomar conciencia de la espalda y de su firmeza – que no rigidez – y de la zona lumbar, que siempre debe estar protegida colocando la pelvis en retroversión.

La percepción es el darse cuenta del momento presente, de nuestro cuerpo y de nuestro estado interno en ese momento. La respiración es parte fundamental del Yoga, al ser el vehículo que nos transporta al momento presente y nos ayuda a olvidarnos de todo lo que ha sucedido durante el día, por lo menos, durante un rato. Concentrarse en cómo el aire entra y sale de nuestra nariz, notando su temperatura, contando el tiempo que dedicamos a cada inspiración y expiración y sintiendo las tres fases de la respiración (abdominal, costal y clavicular), potencia nuestra capacidad de percepción sensitiva, tanto del entorno como de nuestro estado interno.

Por último, la integración sería uno de los efectos más importantes de la práctica del Yoga. No me gusta hablar de “objetivo”, porque precisamente en Yoga el camino y el momento presente son el disfrute, no hay objetivos más allá de eso. Pero es cierto que cuando llevas tiempo practicando Yoga eres capaz de ser consciente de cuándo tu cuerpo está en tensión al trabajar al ordenador, cuándo tu respiración es entrecortada e incompleta, cuándo tus emociones están revolucionadas o cuándo estás anclado en la queja. A partir de la toma de conciencia de nuestro cuerpo, de nuestra mente y de nuestras emociones podemos llevar el Yoga a nuestra vida cotidiana. Todo ello nos ayudará a potenciar nuestra salud y a disfrutar de una nueva forma de ver el mundo y disfrutar de la Vida, a través del bienestar y el equilibrio interno.

¿Quieres iniciarte en el mundo del Yoga?
Aprovecha totalmente GRATIS las 3 primeras lecciones del curso de Yoga iYengar.

El Yoga Potencia, Vitaliza y Equilibra tu Cuerpo

Seguramente cuando escuchas la palabra yoga, lo primero que se te viene a la mente es fuerza, equilibrio, flexibilidad, respiración, etc. Pero, ¿qué es en realidad? En pocas palabras, el yoga es una disciplina que potencia, vitaliza y equilibra nuestro cuerpo.

En el siguiente vídeo, José Antonio Cao, profesor de Yoga certificado en el “Método iYengar” nos explica muy rápido su significado. Pero si quieres aprender más sobre esta disciplina, te recomiendo comenzar por el curso gratuito de 3 lecciones que puedes encontrar en la web del profesor Cao.

Click aquí para acceder a las 3 primeras lecciones gratis del curso de Yoga iYengar.