Una Mente Sana te lleva a la Fertilidad

Niravi Payne, creadora del Programa Integral de Fertilidad (Whole Person Fertility Program, en inglés), se basa en numerosos estudios que indican que los conflictos emocionales pueden alterar el funcionamiento de los sistemas biológicos. En otras palabras, Payne se sustenta en la —ya comprobada— conexión que hay entre mente y cuerpo, y extrapola esta idea al tema de la fecundidad, convencida de que sólo teniendo bien integrados ambos elementos es que una pareja puede lograr la concepción.

En este caso particular de la fertilidad, tal como lo explica la psicoterapeuta, lo que sucede es que el diálogo constante entre los pensamientos y los sentimientos de una persona suele provocar respuestas en su cuerpo que conducen a cambios químicos, hormonales y neurológicos capaces de alterar el equilibrio del sistema hormonal involucrado en la reproducción.

Por ser esto así, su método lo que busca es que la pareja con fertilidad disminuida descifre todos aquellos mensajes negativos y creencias que su mente le está enviando al cuerpo (muchos de los cuales, por cierto, suelen originarse en la niñez), de manera que a partir de ese hallazgo pueda sanar y, en consecuencia, salir embarazada.

En Venezuela, las terapeutas Ana Llorente y Andreína Di Gerónimo, creadoras de la empresa Serfertil, le han seguido los pasos a Niravi Payne, para brindarle a las parejas con fertilidad disminuida una alternativa de tratamiento integral que por sí solo, o como apoyo a tratamientos de fertilización asistida, les permita convertirse en padres biológicos o crecer como persona, en el caso de que definitivamente no sea posible embarazarse.

[Leer artículo completo]

Fuente: El Universal – Estampas, Vivir Mejor, Salud: Mente sana, padres felices

Tu Cerebro: úsalo o piérdelo ¿Neurobics?

Así como ejercitamos y procuramos mantener nuestro cuerpo en forma mediante ejercicios aeróbicos (aerobics), del mismo modo podemos ejercitar nuestra mente, gracias a los ejercicios neuróticos (neurobics).

Según el Dr. Arthur C. Gayton tenemos rutinas en las mañanas para salir de la casa rápido y sin pensar mucho, así como al regresar por la noche a descansar: el olor a café de la mañana, la misma rutina de aseo personal, la misma ruta, el mismo paisaje. En esos momentos, la mente está en “piloto automático”, y utiliza los mismos circuitos de la corteza cerebral, por lo que son ideales para romperlos y despertar nuevos circuitos. Para esta ruptura y creación de nuevos circuitos son útiles los ejercicios neuróticos.

“… si no se usa el cerebro, se pierde.” Úselo o piérdalo

Algunos ejercicios neuróticos pueden ser: vestirse con los ojos cerrados, comunicarse entre sí usando claves visuales, escuchar música mientras se huele un aroma específico, ir de campamento el fin de semana, tomar una ruta completamente nueva para ir al trabajo, reacomodar completamente la oficina y el escritorio y muchos más.

¿Por qué no abrirnos de mente y probar “ver” las cosas de otra forma, para ampliar nuestra memoria? Con suerte, en poco tiempo ya no diremos, “¿dónde deje mis llaves?”, y usted aprenderá a utilizar la otra parte de su cerebro. ¿Por qué no intentarlo?

Fuente: Neurobics, YA!!!