Artrosis y Calidad de Vida

By | 26 julio, 2012

La artrosis es una afección degenerativa y crónica del aparato locomotor causada por la erosión o incluso la pérdida del cartílago presente en las articulaciones, produciendo dolor. Además, cuando se produce ese desgaste el hueso reacciona y crece por los lados produciendo las típicas deformaciones que pueden apreciarse en las personas que la sufren. Aunque durante muchos años la artrosis se ha asociado al envejecimiento y al desgaste físico, lo cierto es que en la actualidad afecta también a los jóvenes deportistas, trabajadores, mujeres menopáusicas o personas con sobrepeso.

artrosis

Sin embargo, no hay que perder la esperanza. Junto a los avances en el campo de la medicina, la farmacología y el redescubrimiento de las terapias alternativas y naturales, las personas que padecen artrosis pueden mejorar su calidad de vida siguiendo las recomendaciones que ofrece la Sociedad Española de Reumatología:

- Mantener un peso corporal apropiado: la obesidad es una de las principales causas de la enfermedad, favoreciendo, además, un rápido progreso. Seguir una dieta sana y supervisada por un especialista ayuda a mejorar los síntomas.

- ¿Calor o frío?: en general el calor resulta más beneficioso en el caso de la artrosis, ya que alivia el dolor y relaja la articulación. Basta con aplicar una esterilla eléctrica o una bolsa de agua caliente sobre la articulación dolorosa. No obstante, si se produce un intenso brote de dolor en la articulación afectada es útil aplicar frío local.

Hábitos posturales: es importante dormir en una cama plana, evitar sentarse en sillones o sofás hundidos y tratar de utilizar sillas con el respaldo recto, manteniendo la posición natural de las caderas y las rodillas y los pies siempre en contacto con el suelo. También es importante evitar la sobrecarga de las articulaciones: no coger pesos excesivos, no caminar por terrenos irregulares o no permanecer de pie de forma excesiva y sin descansar.

- La importancia del ejercicio físico: el ejercicio protege la articulación y aumenta la fuerza muscular. Se recomienda caminar, ir en bicicleta, practicar natación, yoga o taichi, ya que permiten realizar ejercicio suave sin sobrecargar las articulaciones. Además, el traumatólogo o fisioterapeuta pueden prescribir ejercicios específicos para cada articulación.

- Reposo: al ser una enfermedad que cursa con períodos intermitentes de dolor, es recomendable el reposo relativo durante las fases de mayor dolor, siendo también beneficioso intercalar pequeños períodos de reposo durante la actividad diaria.

- Calzado adecuado: si se padece artrosis lumbar, de caderas o de rodillas los expertos recomiendan utilizar un calzado de suela gruesa que absorba la fuerza del impacto del pie al caminar. Este efecto amortiguador también puede lograrse utilizando plantillas o taloneras de silicona. Por el contrario, en modo alguno es recomendable utilizar calzado con tacón excesivo.

- Y por último pero como recomendación más importante: Mantener Una Actitud Positiva. Es importante ser consciente de que la artrosis, pese a todo, permite mantener una vida personal completa, con escasas limitaciones. Es por ello que una actitud positiva y de aceptación ayudará a no focalizarse de forma excesiva en el dolor y permitirá a la persona disfrutar de sus actividades y de la compañía de los demás, redundando todo ello en una mejoría física y emocional.

Fuente: ES, La Vanguardia, 16 de junio 2012
Imagen: medininca.blogspot.com

One thought on “Artrosis y Calidad de Vida

  1. Nedi

    Hola, tengo 45 años y tengo varios años practicando deporte, asi que ya me está pasando factura a mis articulaciones, les cuento que comencé a tomar colageno hidrolizado(o puede ser grenetina natural) y santo remedio adios molestias.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *