Alimentos Orgánicos y Biodinámicos

La alimentación ecológica está de moda, pero a veces no sabemos distinguir entre los nuevos conceptos derivados de lo bio. En este artículo vamos a hablar de la diferencia entre alimentos orgánicos y alimentos biodinámicos, para saber un poquito más.

alimentos biodinamicos
El respeto por la Naturaleza, uno de las claves de esta filosofía

¿Cuáles son las características de los alimentos orgánicos?

La característica más importante de este tipo de alimentos es que durante toda la cadena de producción y ya desde la misma plantación, los alimentos orgánicos están libres de pesticidas y demás sustancias químicas. Al ser un alimento libre de sustancias químicas conserva todos los nutrientes originales y, además, no añade tóxicos nocivos para nuestro organismo. Esto es un factor clave: nuestro cuerpo no tiene ningún órgano diseñado para digerir los productos químicos. Aunque el hígado o los riñones los puedan filtrar, van dejando huella.  En definitiva, vamos acumulando químicos y tóxicos en nuestro organismo a lo largo de nuestra vida. Junto a esta principal característica, los alimentos orgánicos destacan por el respeto hacia el medio ambiente y la naturaleza también durante todo el proceso de producción: utilizan depredadores naturales para combatir las plagas o humus como fertilizante natural de la tierra. Esta forma de funcionar genera un equilibrio total: las aguas no se pierden, los desechos se transforman y los costes disminuyen.

En el mercado está de moda encontrar alimentos bio y orgánicos, pero debemos ser cautos: es muy importante comprobar que lo que estamos comprando como orgánico sea realmente orgánico, de ahí la importancia de los certificados de calidad.  

¿Qué son los alimentos biodinámicos?

Son alimentos que se han cultivado siguiendo un calendario anual orientado por los ritmos del sol y de la luna, donde cada cual tiene su fuerza de gravedad que interactúa e influye en todo el proceso de producción: desde la semilla hasta la siembra y la cosecha. La tierra es mirada de manera holística y el reino animal, vegetal y mineral están en constante relación.

Debido a esas especiales características, los alimentos biodinámicos tienen más fuerza y vitalidad que los tradicionales, ya que son sanos en su origen y estructura de vida: se les han respetado sus ritmos y su naturalidad. Con los alimentos orgánicos comparten la prohibición de uso de químicos en su cultivo, por lo que no dejan residuos químicos en el cuerpo. A ello hay que añadir que al no sobreexigir a la tierra, se logra que los alimentos tengan más fuerza, más vitalidad. Por ejemplo: donde se puso un tallo de apio, no se vuelve a poner otro tallo, ya que ese segundo tallo pierde sus fuerzas originales pues el anterior ya ha tomado de la tierra lo que esa formación pide.  A nivel de ecosistema, los cultivos van rotando y se evita el uso de maquinaria o los fertilizantes químicos. Todo se composta.

Información extraída de www.mujer.latercera.com
Imagen: creas.bligoo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *