15 Excusas Para No Crear el Hábito de Ejercitarse

Casi todos sabemos que debemos realizar actividad física y mantenernos activos durante el día por el bien de nuestra salud, pero cuando de hacer ejercicio se trata parece que tenemos una lista enorme de excusas para no hacerlo.

Paralympics Wheelchair Basketball Tournament

Si quieres estar saludable, ser sedentario es uno de los peores hábitos que puedes formar. Tampoco hacen falta fórmulas mágicas para ser físicamente activos, sólo debemos caminar más, dejar de estar sentados por tanto tiempo y movernos con frecuencia.

No voy a entrar en detalles ni a hablar de los beneficios del ejercicio, los conoces de sobra, pero si te voy a contar 15 excusas que nos alejan de un mejor estado de bienestar, revisa las justificaciones de cada una y extermina las excusas de tu vida:

  1. No tengo tiempo libre. Es la excusa más famosa de todas y la puedes eliminar con sólo 5 minutos al día. Tan sólo busca cinco minutos en tu apretada agenda y camina lo más rápido que puedas, haz ejercicios en tu escritorio, en la casa, etc. Si realmente no tienes tiempo es momento que reconsideres tus prioridades (te lo digo en serio, estamos hablando de tu salud). Un hueco de cinco minutos lo puedes conseguir a cambio de ver menos televisión, navegar en Internet, ver las noticias, etc. Comienza con sólo 5 minutos y luego agrega más…
  2. Pero es que tengo hijos. Yo también y qué… juega con tus hijos (pero no videojuegos), utiliza una pelota, salta o corre por la casa, ve al parque, camina con ellos, da un paseo… disfruta a tus hijos de una manera activa. Haz jornadas con tu esposa, un día ella se encarga de los niños y otro día tu, así tendrás unos minutos para ejercitarte.
  3. Es que el trabajo me deja sin energía. A todos… Trabajar cansa y nos agota, por eso se un poco más listo y haz ejercicio antes de trabajar o justamente al dejar tu puesto (así drenarás todo el estrés antes de llegar a casa).
  4. Es que estoy muy agotado(a). Si no hacemos actividad física solemos cansarnos más, si no me crees, fíjate en lo activos que son los deportistos o los que hacen ejercicio con frecuencia. Cuando haces ejercicio te relajas, reduces el estrés, duermes mejor, te cargas de energía y te preparas para comerte el mundo.
  5. Estoy enfermo o herido. Si estás enfermo o herido es mejor que descanses y te recuperes. Pero si tienes una condición médica severa es mejor que consultes a tu médico y le preguntes si puedes realizar algún tipo de actividad física adaptada a ti, quizás algún ejercicio de bajo impacto como caminar o ejercicios suaves en casa.
  6. Mi familia no me apoya. Es una situación delicada y puede resultar difícil, pero es conveniente tener paciencia y buscar opciones (siempre las hay). La comunicación es esencial, coméntales lo que quieres hacer y trata de compartir con ellos lo importante que es para ti. Otra opción es educarlos o venderles la idea, que participen en tus decisiones, trata de involucrarlos haciendo que te ayuden a decidir, envíales vídeos o documentación relacionada, poco a poco se pueden hacer a la idea. Otra opción es pedirles que respeten tu decisión (así no te entiendan) y que te hagan un espacio para llevarla a cabo. Lo importante es hablar y mantener el respecto, sea cual sea la opción que elijas.
  7. El gimnasio es muy caro o está lejos. No hace falta ir al gimnasio para estar en forma, puedes caminar, subir escaleras o correr, incluso hacer levantamiento de peso en tu casa. Hay miles de vídeo en Internet con entrenamientos realizados por especialistas, incluso clases de Yoga en vídeo.
  8. Es demasiado duro. Comienza suave, prueba con cinco minutos de caminata, si todavía lo ves muy difícil prueba con dos minutos a paso muy suave, pero haz algo, aunque sea suave, lo importante es formar el hábito no la intensidad (eso vendrá después).
  9. No tengo el equipo o la ropa adecuados. Usa lo que tengas, en realidad no importa el equipo o la vestimenta a menos que quieras escalar el Everest (es sólo un ejemplo). Si no tienes zapatos para caminar, hazlo descalzo. Puedes hacer ejercicio en tu casa en ropa interior o desnudo(a) (cuidado si te ven por las ventanas).
  10. No soy muy bueno para eso. Nadie es bueno de principiante. No nacemos aprendidos así que no te preocupes que puedes aprender. Deja el miedo escénico, pero si te da mucha vergüenza entonces comienza sólo o mejor con alguien de confianza.
  11. No se cómo hacerlo. No importa, tan sólo empieza y ya aprenderás en el camino. No tienes que hacer un master, leerte 100 libros y revisar 275 sitios web para aprender algo. Comienza poco a poco y ve aprendiendo un poco más cada día. Si te preocupan las lesiones contrata un entrenador personal o busca un amigo que sepa para que te ayude.
  12. No soy fuerte, rápido ni flexible. ¿Quieres fuerza? Haz ejercicio de musculación. ¿Quieres rapidez? Se constante. ¿Quieres flexibilidad? Prueba el Yoga. El ejercicio resuelve todos esos problemas.
  13. No me gusta correr. La carrera no es el único ejercicio que existe, hay mil opciones más: caminar, bicicleta, escalada, aeróbicos, boxeo, patines, surfing, pilates, yoga, levantamiento de pesas, natación, remo, gimnasia, baile, etc.
  14. El tiempo está feo. Lo normal es que todos los días no sean iguales, los hay lluviosos, con mucho sol, nublados, frío, calor, etc. El tiempo cambia constantemente y tu rutina también puede cambiar. Un día puedes hacer ejercicio bajo techo y otro al aire libre, en tu casa, el gimnasio, en la calle o el parque… Busca el lugar que mejor se adapte a tu comodidad o las condiciones ambientales, aunque tampoco tiene nada de malo mojarse bajo la lluvia, con tal, somos 70% agua…
  15. No estoy motivado. Fácil, hay miles de razones para motivarte y hacer ejercicio, búscalas y elige una o varias. ¡Motívate!

Para eliminar las excusas te invito a suscribirte y probar nuestro boletín semanal. También síguenos en Twitter o Facebook donde compartimos mensajes de apoyo e información muy útil para mantenernos más activos y saludables.

Inspirado en zenhabits.net

6 opiniones en “15 Excusas Para No Crear el Hábito de Ejercitarse”

  1. Mucha razón.hay tantas razones para no hacer ejercicio como ventajas tiene hacerlo.Curiosamente las personas que practican actividad física con regularidad tienen la vitalidad que el sedentrio echa en falta. Lo importante es0 no entenderlo como una obligación.Hay tantos deportes y actividades como personalidades.sólo tienes que encontrar la tuya. Un saludo

  2. Gracias por los consejos, estos boletines que me llegan al mail, me han servido mucho para motivarme, y aunque no tengo muco tiempo libre, pues si he empezado a sentir los beneficios de los ejercicios, la verdad se siente uno mucho mejor, más flexible, mas fuerte, mas despierto y listo para seguir estudiando en mi caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *