¿Por qué meditar hace bien?

Con el término meditación ocurre lo mismo que con la palabra amor; no solo representa diferentes cosas para distintas personas, sino que también un mismo individuo puede atribuirle diversos significados de acuerdo con las circunstancias que viva en cada momento. En lo que muchos sí pueden coincidir es en los beneficios que produce meditar:

  • El consumo de oxígeno y la proporción metabólica de desgaste se reducen considerablemente, lo que indica un estado de descanso profundo.

  • El ritmo de la respiración disminuye en forma notable, lo que revela una mayor relajación del sistema nervioso. Este se estabiliza, como lo demuestra el número menor de reacciones galvánicas espontáneas de la piel, y el equilibrio se conserva aún después de la meditación.

  • La resistencia cutánea aumenta, signo de reposo absoluto y merman la ansiedad y los trastornos emocionales.

  • Acelera el tiempo de reacción, lo que señala mayor estado de alerta y mejor coordinación mente-cuerpo.

  • Menos depresión, mayor seguridad y satisfacción.

  • Menos irritabilidad y mayor tolerancia en situaciones difíciles.

  • Mayor sociabilidad y cordialidad.

  • Menos tendencia a la dominación y a las inhibiciones.

  • Mayor autonomía, identidad más firme y más capacidad creativa.

Fuente: Revista Salud Alternativa, Especial de Meditación, No. 20

3 opiniones en “¿Por qué meditar hace bien?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *